Decibelios Oficial

Componentes

 

Foto1_Fray

Fray Icon
Barcelona, 15 de Diciembre de 1957

Amante de la naturaleza y los deportes de riesgo, empezó a trabajar a la corta edad de los 13 años. Sindicándose y militando en la C.N.T., inicialmente como continuación de la herencia familiar y, más tarde, con conocimiento de causa e influencias libertarias. Convertido por el Punk en mecanismo destructor en clave de ironía y humor, no duda en embestir contra el fariseísmo del poder y sus esbirros chupapollas. Creativo, enérgico y con grandes dosis de sana locura.


PATO – Batería (Terrassa, 13 de octubre de 1982) 

Nacido en Terrassa, entre otros lugares, tiene repartido su corazón entre Jamaica y Canadá donde colaboró con el bateria Bucky James, un Productor Canadiense con el que hizo varios directos. Quizas más que Pato su apodo podría haber sido Pulpo, su forma de hacer brillar la bateria haciéndole sacar hasta el más mínimo detalle es poco menos que espectacular. Amante del Reggae y el Ska que corre por sus venas no duda en convertir su bateria en arma letal, cual guillotina ejecutora.

 


 

Mossen Jaume Botticelli – Guitarra (Terrassa, 1 de junio de 1979)

Iluminado y tocado por la gracia de la Voca de Dios. En el escenario se transforma en una maquina casi más eléctrica que su guitarra. Su Telecaster no escupe notas, escupe fuego, rabia y dolor en contraste con los cálidos ritmos jamaicanos y latinos que funde el hielo y los corazones.


Cesc – Saxofonista (15 de julio de 1970)


Empezó a soplar (¡y como sopla!) en el año 1989 con Teo y los reincidentes, pero su estilo salvaje se definió en todos los años que vivió en Cuba, sangre latina mezclada con una mirada precisa y directa a moveros el esqueleto.

 

Cesc copia

 


 

Yoan Spidi – Bajo (Puerto de la Cruz Tenerife, 12 de julio 1984)

Emana calidez por todas partes. Sangre caliente herencia Guanche corre por sus venas. Calor manifiesta con un directo arrasador, un sonido de bajo poco menos que aterrador y una energía desorbitada que pone a 1000 a quien tenga el valor de mirarlo a los ojos o a sus manos. Yoan personifica el complejo equilibrio entre la exquisitez y la visceralidad.